jueves, 11 de septiembre de 2008

PreGénesis

En el principio, Él dijo: HÁGASE LA LUZ.
-¿Y por qué la luz, y no el ornitorrinco? –preguntó uno.
-O la mujer, ya puestos –preguntó otro.
-¿Sólo luz? Qué soso ¿no? –aportó un tercero.
Y Él dijo: ¿QUÉ PROBLEMA TIENE LA LUZ? ESTÁ BIEN EMPEZAR A TRABAJAR VIENDO EN QUÉ ESTÁS TRABAJANDO, ¿NO?
-Ya, eso tiene sentido, pero lo sigo viendo un poco arbitrario –respondió uno.
-¿Cuándo llega la mujer? –preguntó otro.
-Si yo no digo que no haya luz, pero un poquito de sonido de fondo, un “katapum” por ejemplo, le daría color a la cosa –comentó un tercero.
Y Él dijo: QUE NO, QUE NO, LA LUZ SE QUEDA. Y la luz se hizo. Luego Él dijo: Y EL DÍA SE SEPARARÁ EN DOS, EN NOCHE Y DÍA: HABRÁ LUZ POR EL DÍA Y OSCURIDAD POR LA NOCHE.
-Es decir, que has creado la luz para trabajar bien, pero sólo la mitad del tiempo ¿qué vas a hacer la otra mitad? –replicó uno.
-Si creara a la mujer, yo tengo un par de ideas o tres –comentó otro.
-Y “flash”, o “cruuuush”, o un “PIIIIIiiiiiiiiiiiiiii… ¡FLUOSH!” –seguía un tercero.
Y Él dijo: PERO VAMOS A VER, ¿QUIÉN ESTÁ CREANDO?
-Tú –respondió uno.
-Pero damos consejos –respondió otro.
-“Flishhh floshhh flushhh” –continuaba un tercero.
Él dijo: BUENO, VALE. ASÍ HAYA UN HORIZONTE, QUE SEPARE CIELO Y TIERRA PARA SIEMPRE.
-¿Un universo plano con sólo dos niveles? Yo lo veo limitado –se quejó uno.
-¿En qué parte estará la mujer? –dijo otro.
-Pero ¿ni una explosioncilla? ¿Una mínima detonación? ¿Un simple “Krok”? –se quejó un tercero.
Y Él dijo: MIRAD, ME TENÉIS HARTO YA. Y Él recogió lo que llevaba hecho, apagó la luz, y les dejó a oscuras, y dijo: SI SOIS TAN LISTOS, HACEDLO VOSOTROS, ANDA, QUE YO ME VOY A TOMAR UN DÍA PARA DESCANSAR.
Tras unos momentos en los que sólo hubo NADA, uno de ellos habló:
-¿Y ahora qué hacemos?
-Podríamos ponernos a hacer a la mujer –dijo otro.
-No estoy seguro que fuera muy lógico sin haber espacio ni tiempo en el que dejarla –le replicó uno.
-Bueno, hacemos el espacio-tiempo, y luego a la mujer –le respondió el otro.
-¿Espacio-tiempo? ¿Todo en uno? –preguntó el primero.
-Es más rápido y barato –dijo el otro.
-Nada, nada, nada –interrumpió el tercero -. Lo mejor es empezar con un poco de dinamita, nitroglicerina y algo de pólvora. Una explosioncita, y luego ya llegará todo lo demás.
Y antes de que los otros dos pudieran evitarlo, encendió la mecha.
Y entonces hubo un gran “BANG”.

1 comentario:

Munlight_Doll dijo...

Gracias por tu comentario :D Me subiste mucho el ánimo. En serio :)
Besito,
Mun

 
Legión del Espacio
La Legión del Espacio